Anse Cocos

Localizada en la costa este de La Digue, Anse Cocos una playa agradable y tranquila que se encuentra escondida al norte de Petite Anse, a unos 30 minutos a pie de Grand Anse. Se trata de una playa virgen sin instalaciones y con un acceso más complicado que otras, destino ideal para aquellos que estén buscando un oasis de tranquilidad sin apenas visitantes.

Anse Cocos fue uno de los primeros asentamientos de La Digue, allí se estableció un pequeño pueblecito dedicado a la producción de copra, pulpa seca de coco que se utilizaba para obtener aceite de coco. Junto a la playa aún se encuentran algunas construcciones abandonadas en las que se pueden ver los hornos que se utilizaban para secar los cocos.

Recompensa al final del camino

Anse Cocos es una playa más escondida que otras, se encuentra a escasa distancia de Petite Anse pero es necesario recorrer un sinuoso sendero sin señalizar que no comienza al final de la playa como cabría esperar, sino algo después de la mitad según se llega desde Grand Anse.

Al tener un acceso algo más difícil que otras playas, Anse Cocos cuenta con la ventaja de que apenas tiene visitantes, por lo que es una playa muy tranquila.

Cuando la marea está baja la orilla se convierte en una agradable piscina natural poco profunda, ideal para refrescarse, pero cuando está baja suele haber bastante corriente y puede llegar a ser peligrosa para los nadadores poco experimentados.